Alianzas

Decenas de miles de personas se reunieron ayer en Tahrir para celebrar un año de la revolución egipcia. Las movilizaciones ciudadanas que llevaron a la dimisión de Mubarak continúan hoy contra el ejército, que ha ocupado el poder y gobierna del mismo modo totalitario contra el que los egipcios se levantaron. Tahrir se ha convertido en algo más que el símbolo de la revolución egipcia y es hoy el punto donde las revoluciones del resto del mundo confluyen. Sirios, yemeníes, bahreiníes y otros ciudadanos de la región expresan allí sus reivindicaciones, las mismas para todos: justicia, libertad y dignidad. La conexión es especialmente palpable en el caso de Siria, cuyos ciudadanos se enfrentan a una brutalidad sin precedentes.

En esta vista aérea de plaza Tahrir el 25 de enero se distinguen dos enormes banderas: la egipcia y la siria.

Fuente de la imagen: Kalnaga

La conexión entre la revolución egipcia y la siria está muy presente en las narraciones de las protestas. Mientras los egipcios luchan por que el cambio que demandan desde hace un año se traduzca en un verdadero respeto a los derechos humanos y a la soberanía popular, los sirios se enfrentan a un régimen que se aferra al poder a través del asesinato, las detenciones y torturas de manifestantes. En ambos casos es difícil imaginar una vuelta atrás en un contexto en el que la barrera del miedo y del silencio se han roto.

Medios egipcios como Almasry Alyoum se hacían eco de la presencia de la revolución siria en el aniversario de la caída de Mubarak, una conexión que estaba especialmente presente a través de Twitter:

Ahmad Al-Omran: Todos los ojos en Tahrir hoy, pero las cosas no mejoran en Siria. 25 asesinados hoy.

Maisa Akbik: Debería felicitar a los Egipcios en su primer aniversario de la revolución, pero la sangre en mi país, #Siria, cubría mis ojos

Hanna Allam: A la salida de Tahrir, un stand dedicado a #Siria, con muchas banderas y gente cantando “Abajo Bashar”

Según el activista sirio Rami Jarrah (antes conocido como Alexander Page), que se vio obligado a huir de su país y ahora reside en El Cairo, “hay una enorme solidaridad en Egipto. Eso hace que los sirios, los bahreiníes, y todos los ciudadanos que sufrimos injusticia y represión en nuestros países nos sintamos allí como en casa. Hay un stand informativo sobre Siria en la plaza y está siempre lleno de gente que acude a mostrar su apoyo. La sensibilidad y la conciencia ciudadana están a flor de piel en este punto del mundo.”

__________________________________________

Ver:

Crónicas de Siria

(8) Comentarios

  1. [...] Siria en el aniversario de Tahrir [...]

  2. [...] En esta vista aérea de plaza Tahrir el 25 de enero se distinguen dos enormes banderas: la egipcia y la siria. Sigue leyendo [...]

  3. Ana María Azar Zamar

    Disto mucho de apoyar a gobernantes que se aferran al poder como si en eso se le va la vida, pero el mundo árabe está acostumbrado a eso. Se llega a las revueltas populares no por el deseo de cambiar de forma de gobierno, sino porque los gobernantes casi vitalicios no ponen límites a su ejercicio y su abuso es cuestión cotidiana.
    Coincido totalmente con el deseo del pueblo de un cambio total y la instalación del sistema democrático pero eso no justifica que desde los países hermanos se teja una conspiración criminal que, por conseguir sus objetivos desde una tribuna observe como esa conspiración criminal está matando a civiles e instandolos al levantamiento.
    En Egipto el pueblo se ha manifestado y fue violentamente reprimido y también hubo muchos muertos. Mubarak se va porque EU le saca el apoyo sino todavía está matando.
    En Siria como no es aliado de EU cambiaron la táctica. Allí el pueblo no se ha manifestado en contra de Assad sino a favor ( salvo los legítimos disidentes) y armados comenzaron una guerra sembrando el terror y obligando a las fuerzas armadas a actuar en las calles.
    Hay muchas verdades según los puntos de vista de las personas, pero la verdad comprobada es una sola.

  4. Jota

    Totalmente de acuerdo con la opinión de Ana María Azar Zamar.

  5. guanabacoa

    Esta noticia carece de imparcialidad, las revueltas estan ocasionadas, principalmente por mercenarios infiltrados, y pagados por aquellos que tienen oscuros intereses en derrocar a Bashar

  6. Samer

    Cuánto amor se respira por las teorías conspiratorias entre estos personajillos que se dedican a comentar las anécdotas empíricas de una gran periodista como es Leila Nachawati, y qué falta de conocimiento. “Ana María Azar Zamar, Guanabacoa” os invito a leer de alguna fuente fiable lo que ocurre hoy en Siria. Siria arde, porque su pueblo se ha levantado contra un régimen genocida sin precedentes en la historia moderna del mundo. Siria arde porque su pueblo ya no puede aguantar más el tener que pagar sobornos para salir a la calle; el tener que esquivar las conversaciones de política por si se encuentra cerca algún espía del régimen; Siria arde porque su gente exige un derecho a la vida que no se les concede. Hay alguien que pueda acostumbrarse a eso y ser feliz?
    Amigos míos, vuestra voz es la voz de la ignorancia y con mis palabras os envío el desprecio que os merecéis por hablar sin tener en cuenta a los niños mutilados, cadáveres llenando aceras y gente luchando únicamente por su dignidad

  7. Jota

    Samer,

    Aquí tienes el informe redactado por la misión de observadores que durante un mes estudiaron la situación del conflicto sobre el terreno:

    http://www.columbia.edu/~hauben/Report_of_Arab_League_Observer_Mission.pdf

  8. Jota

    Dicho informe se ha ocultado a la opinión pública porque no se ajustaba a la agenda de la Liga Árabe.

    Sin embargo, como puedes comprobar, dicho informe se puede consultar en la web de la Universidad de Columbia.

    Seguramente ahora dirás que la misión de observadores no es una fuente fiable, a pesar de que su informe es el resultado de un mes de observaciones sobre el terreno.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa